Home / Autores / MESTRES, Apel·les

Entregas en 24h-72h (Península laborables)

Autor sin imagen

MESTRES, Apel·les

Barcelona 1854 - Barcelona 1936

Apel·les Mestres (Barcelona, ​​29 de octubre de 1854 a 19 de julio de 1936), de acuerdo con la grafía que él mismo empleaba, fue un artista polifacético dedicado al dibujo, poesía, autor de teatro, música, y ilustración gráfica, traducción, coleccionista y amante de la jardinería.

Vivió los cambios sociales y urbanísticos de la ciudad, a pesar de mantener siempre las raíces culturales de la tierra. Impulsó las artes gráficas en Cataluña, reivindicando la categoría artística de la figura poco considerada socialmente del dibujante. La obra gráfica de Maestros es una referencia obligada para conocer los orígenes del cómic español. Como escritor cultivó diversos géneros: poesía, teatro, prosa ... que a menudo fusionaba y ilustraba con dibujos propios. En 1908 fue investido con el título de Maestro en Gay Saber, al ganar tres premios extraordinarios de los Juegos Florales.

Nació en Barcelona el 29 de octubre de 1854, cerca de la catedral. Su padre, Josep Oriol Mestres, fue un arquitecto que intervino en la Ciudad Condal en obras tan importantes como la catedral y el Gran Teatro del Liceo, dirigió la demolición de las murallas de la ciudad y construyó la primera casa del Eixample. Apel·les cursó el bachillerato en un colegio francés y estudió en la Escuela de la Lonja, donde pronto mostró una gran afición por la caricatura. Fue discípulo de pintores como Antoni Caba, Lluís Rigalt, Claudio Lorenzale y Ramón Martí Alsina.

Apel·les concebía el libro como objeto de arte global, que le permitía escribir poemas, ilustrarlos, poner música, cuidar la calidad del papel, del color de la cubierta, de la distribución de la masa impresa dentro del blanco de la llanura, de las filigranas de las orlas, de las letras, y del diseño del encuadernado del libro. Ilustró gran cantidad de libros entre los que destacan Vobiscum, con ilustraciones de espíritu medieval propias de los incunables, y Liliana (mujer de agua) donde la técnica realista se sirve de la fantasía. Por estos dos libros se le considera un precursor de los modernistas e impulsor del diseño editorial. Colaboró ​​en varias revistas, como La Campana de Gracia, L'Esquella de la Torratxa, El Liberal, La Publicidad, El Nuncio y otros.

En 1912 tuvo que abandonar el dibujo debido a una afección a la vista, y dos años más tarde se quedó casi ciego, lo que le obligó a dejar el dibujo y prácticamente la escritura. Unos años más tarde publicó canciones que le hicieron recuperar una gran popularidad, con letra y música propias improvisadas al piano y armonizadas por músicos profesionales. Estas canciones han sido popularizadas y registradas por Emili Vendrell, Conxita Badia, y más recientemente, por Núria Feliu o Xavier Ribalta, entre otros.

Ver todas las obras del autor